Prepárate para tu cita

La imagen es fundamental para triunfar en una cita. Es importante cuidar nuestro aspecto físico para resultar atractivos y conseguir la cita perfecta. Para ello tenemos que prepararnos a fondo antes de acudir a nuestra cita. Por lo general le dedicamos mucho tiempo a nuestro cuerpo, pero a veces descuidamos otros aspectos fundamentales para estar bellos. Uno de los aspectos más olvidados es nuestro cabello, pero ¿a quien no le resulta atractiva una melena suave y brillante?. Conseguirlo es más fácil de lo que imaginas. El cuidado básico comienza con el uso del champú. Es importante saber cual elegir ante la extensa gama de productos que existen en la actualidad en el mercado. Las preferencias pueden ser muy diferentes, sobre todo si hablamos de lo que buscan “ellos” y lo que buscamos nosotras. Si te preguntas por qué en casa ves más de cuatro botes diferentes de champú, aquí tienes las respustas. No solo el tipo de cabello es distinto, también lo es la rutina, la edad, la coquetería y las prioridades, todo esto condiciona la elección del champú. Brillo, fuerza, volumen, limpieza y una enorme lista de características para que encuentres el producto que mejor se adecue a tu cabello. Por lo general, nosotras buscamos productos que mejoren la salud y el aspecto de nuestro pelo. Dedicamos mucho más tiempo en el ritual del cuidado de nuestro pelo que los chicos, porque sabemos de su importancia. Hay unos aspectos básicos que nuestro champú nos tiene que ofrecer, que limpie, desenrede, nutra y proteja. También es muy importante que nos aporte ingredientes naturales que nos ayuden a fortalecer nuestro cabello. Un aroma agradable, evocador y fresco resulta muy sensual. Queremos que la ducha sea un momento agradable, de relax, para disfrutar de una experiencia sensorial. El brillo, la suavidad, la hidratacion, la fortaleza y el volumen son los cuatro aspectos que aportan belleza a nuestra melena, en definitiva, tendremos un cabello bonito y resistente, sano y cuidado, digno de un anuncio. Otro aspecto muy importante es la protección. A la mayoría de nosotras nos encanta cambiar de “look” y jugar con los estilismos que nos ofrece nuestro pelo, por esto para nosotras es muy importante que nuestro champú nos ofrecza una alta protección e hidración del cabello. Nuestros mejores alidados en el día a día son un buen cuidado del cabello y una buena herramienta styling, como unas planchas o un secador. Para las más coquetas, hoy en día podemos encontrar en el mercado infinidad de planchas para obtener un estilismo sin límites. Estan nos permiten moldear o alisar nuestro cabello con resultados perfectos y duraderos, cuidando la salud de nuestra melena. La mayoría ofrecen mucha protección puesto que llevan integrados sensores que detectan el nivel de humedad de cada mechón de pelo y adaptan la temperatura de forma automática.
Son cada vez más los hombres que se preocupan por su aspecto. Atrás ha quedado el cánon de belleza y masculidad del hombre tosco y rudo. Por esto, y aunque a ellos les importa menos, que también buscan un buen olor, que les resulte suave y masculino. Son conscientes de lo que nos gusta a nosotras que se cuiden, y saben, cómo no, que la fragancia es un buen gancho para hacernos caer rendidas. La ducha es un momento que ellos también aprovechan para hacer “limpieza”, despejar sus dudas y sentirse ganadores. Relajarse en la ducha es una de las actividades más placenteras. Además, a todos se nos han ocurrido grandes ideas mientras dejamos correr el agua por nuestra cabeza. Normalmente, los chicos buscan cargar sus pilas con frescor, imbatibilidad y eficacia. La caspa es uno de los problemas más frecuentes en el cabello. A pesar de no ser nada grave, sí que es muy molesta. Hoy en día existen multitud de productos en el mercado que nos ayudan a combatir de forma eficaz y rápida este problema. Un pelo fuerte y sin caspa proporciona una sensación de seguridad muy necesaria en el día a día.
En definitiva tanto chicos como chicas buscamos lo mismo, un pelo sano, bonito y con una fragancia agradable y suave.